Capacitación

La importancia de la formación continua en un entorno VICA

Muy probablemente escuchaste hablar del término VICA. Es una sigla que significa: Volátil, Incierto, Complejo, Ambigüo y hace referencia a las características del entorno en el que se mueven las organizaciones (y las personas) en la actualidad. Basta como ejemplo tener en cuenta todos los cambios repentinos que suscitó la pandemia de COVID-19.

En este contexto, ¿por qué es tan importante mantenernos actualizados y capacitarnos continuamente?

En primer lugar, porque las exigencias del mercado laboral actual son muy dinámicas y se encuentran en constante cambio. Cada vez más se incorporan al mundo del trabajo nuevos puestos producto de los avances tecnológicos y las nuevas necesidades de comunicación virtual. Y también cambian o se agregan nuevas responsabilidades para posiciones ya existentes. Esto afecta directamente a nuestra empleabilidad. Si no acompañamos esos cambios con una capacitación acorde, tarde o temprano nos veremos estancados y nuestras oportunidades limitadas.

Por otra parte, el incorporar nuevos conocimientos nos ayuda a sentirnos más seguros, a desarrollar nuevas habilidades y potenciar nuestra creatividad.

Afortunadamente hoy en día son muchas las organizaciones que presentan una amplia oferta de capacitación para sus colaboradores y que le dan gran importancia a este aspecto.

Pero si no contamos con esa posibilidad, ya sea por encontrarnos desempleados o porque en la empresa donde trabajamos no se le da un lugar tan relevante a la formación de su personal, entonces debemos procurar invertir de nuestro propio bolsillo en aquellas formaciones que realmente nos brinden un valor agregado u optar por alternativas gratuitas que nos permitan continuar desarrollando nuestros conocimientos y competencias.

En la actualidad, existen gran cantidad de cursos e información en Internet, de acceso gratuito o a muy bajo costo. También podemos mantenernos actualizados leyendo libros, artículos o noticias relacionadas con nuestra profesión o industria.

Nunca debemos dar nada por sabido. Aún un tema que creemos dominar, puede presentarse desde otra perspectiva en un curso y brindarnos nuevas herramientas, como ser la opinión de un experto o el intercambio con colegas que también participan de dicha capacitación.

Además, todo lo que sabemos puede debilitarse con el tiempo si no lo llevamos a la práctica frecuentemente, tal como ocurre, por ejemplo, con los idiomas o las herramientas informáticas.

«El saber no ocupa lugar«,  reza el famoso refrán. Por ejemplo, todo conocimiento que podamos adquirir sobre tecnología, nuevas tendencias y principalmente sobre habilidades blandas, será muy valioso para nuestro desarrollo personal y profesional. Ya no basta con saber realizar una presentación en Power Point u operaciones básicas en Excel.

El networking, el mentoring, el intercambio de conocimientos en forma virtual por medio de la participación en foros, comunidades, etc. son otra alternativas.

Está en cada uno de nosotros el seguir formándonos continuamente para estar preparados ante un entorno cada vez más impredecible y competitivo. 

Ya no hay excusas, las posibilidades son infinitas y están al alcance de nuestras manos.

 

Conectemos en…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *